Blog

Tratamiento de la Cefalea en Racimos

La cefalea en racimos se manifiesta  principalmente en hombres y produciéndose un dolor con sensación de punción en el ojo o la cabeza. Aplicar un buen tratamiento determinará la intensidad del dolor. En el siguiente artículo, el Dr. Mateos Marcos nos detalla el mejor tratamiento a recibir.

Tratamiento de las cefaleas en racimos

En lo que al tratamiento respecta, no deja de ser llamativo que a día de hoy muchos de estos pacientes sigan recibiendo fármacos completamente inespecíficos y con un bajo perfil de eficacia. Además son suministrados por vías como la oral, la cual no es la más adecuada para un problema como éste. Esta inadecuación terapéutica muchas veces es fruto de la confusión con la migraña, diagnóstico que tienen muchos de estos pacientes cuando acuden al neurólogo. Es por ello que el primer objetivo de la consulta especializada es establecer un diagnóstico correcto a la par que indicar el tratamiento más idóneo a cada paciente en particular.

55505ec7-bd98-4402-b892-4f350a81047f

Tipo de tratamiento para las cefaleas en racimos

De este modo, teniendo en cuenta la altísima intensidad del dolor, la rápida instauración del mismo y su relativa brevedad es necesario que los fármacos designados sean altamente eficaces. Estos deberán ser con un inicio de acción igualmente rápido y que, además, puedan ser administrados por el propio paciente, sin tener que recurrir a Urgencias. Al respecto existen fármacos que cumplen estas premisas y que administrados por vía subcutánea o intranasal conllevan una respuesta tan rápida y contundente de escasos minutos que muchos pacientes no pueden por menos considerar el resultado como “espectacular”. Un segundo objetivo terapéutico es “cortar” el racimo lo antes posible y/o evitar o disminuir la frecuencia de recaídas. Para ello existen también varias opciones, cuya elección concreta será en función de las características personales del paciente y sus patologías asociadas. En el caso de que el fármaco no dé ningún resultado, como sucede en una minoría de pacientes que sufren formas crónicas a la par que refractarias, cabe plantearse alguna técnica intervencionista, mediante la implantación de estimuladores en estructuras anatómicas claves (dianas) en el origen de esta cefalea. De todas ellas, la estimulación hipotalámica es la que mejores resultados ha demostrado.

En mi experiencia personal, la correcta utilización de las diferentes opciones terapéuticas disponibles conlleva un cambio radical en la calidad de vida de estos pacientes. La premisa esencial, como en muchas otras áreas de la Medicina, es disponer de un diagnóstico correcto.

Ver artículo en: www.topdoctors.es

Ver más

Cefalea en Racimos: el dolor de cabeza más doloroso

La cefalea en racimos es una patología poco frecuente produciéndose entre 150 y 200 casos por 100.000 habitantes. A diferencia de las cefaleas primarias como la migraña y la cefalea tensional, su incidencia se produce mayoritariamente en varones jóvenes de entre 20 y 50 años, fumadores y, en algunos casos, aparece por antecedentes familiares. En el siguiente artículo el Dr. Mateos Marcos nos descubre esta dolencia.

Cefalea en racimos: definición

La cefalea en racim554b1c1d-7d40-48a1-82df-16ab0a81047fos es una de las cefaleas más invalidantes que existen. Basta oír las estremecedoras descripciones que hacen los pacientes que la sufren para comprender por qué hay acuerdo en considerar a esta entidad como “la más dolorosa” de todas las cefaleas y por qué se han acuñado
acepciones del estilo “cefalea del suicidio” que expresan, de una forma sumamente gráfica, lo que su presencia puede conllevar para quienes la padecen.

En lo que al número de crisis se refiere existe una amplia variabilidad de unas personas a otras. En general las fases activas de la enfermedad (de ahí el término racimos) tienen una duración que oscila entre 2 y 8 semanas a la que sigue una fase inactiva de duración mucho más imprecisa (semanas, meses o incluso años) aunque la mayoría de los pacientes sufren recaídas anuales o bienales. En el extremo opuesto, en algunos pacientes la cefalea es crónica desde el primer momento o se hace crónica después de varios racimos.

Síntomas de la cefalea en racimos

La localización típica del dolor en esta cefalea es alrededor del ojo (nivel periocular) y siempre duele en el mismo lado  (forma unilateral). Los síntomas que se le asocian son muy característicos, como el lagrimeo y el enrojecimiento del ojo, la hinchazón o caída del párpado correspondiente y la sensación de obstrucción nasal (del mismo lado del dolor).

Las características principales de la cefalea en racimos es la aparición del dolor de forma aguda y alcanzando la máxima intensidad en pocos minutos. La duración media de las crisis suele ser de 60 minutos, aunque se acepta la franja comprendida entre los 15 y los 180 minutos (3 horas). Expresiones del tipo “es como si me clavaran un punzón” o “siento que me taladran el ojo” son muy comunes y no hacen sino traducir al interlocutor lo que está pasando en esa cabeza. En esta situación es habitual que el paciente esté inquieto y desasosegado (a veces hasta la agitación) en contraposición al paciente con migraña que busca la quietud en un ambiente de penumbra y silencio.

Ver artículo en: www.topdoctors.es

Ver más

Artículo de la revista Medicina Asturiana sobre la III Jornada de Actualización en Neurooncología

El número 20 de la revista Medicina Asturiana, correspondiente al último trimestre de 2014, se hace eco de la III Jornada de Actualización en Neurooncología celebrada en el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Asturias el pasado día 27 de noviembre. En el artículo que se adjunta se resume lo más destacable de las ponencias presentadas.

Pincha sobre la imagen para acceder al artículo:

revista-medicina-asturiana-dic-2014

Ver más