Neuropsicología Infantil

La neuropsicología infantil ha surgido como una perspectiva teórica, empírica y metodológica para entender y tratar los trastornos de desarrollo, psiquiátricos, psicosociales, y de aprendizaje en niños y adolescentes. Así, es frecuente tratar niños con trastornos de aprendizaje (Dislexia…), trastornos neuropsiquiátricos, incluido el TDA/H, trastornos del neurodesarrollo (TEA),  trastornos emocionales y/o alteraciones de conducta así como niños con lesión cerebral producida por traumatismo craneoencefálico, por exposición a substancias tóxicas, niños en recuperación tras procesos cancerígenos, tumores cerebrales u otras alteraciones neurológicas como epilepsias o trastornos del movimiento.

La valoración neuropsicológica consiste en la administración de una serie de pruebas psicométricas y cuestionarios psicológicos destinados a establecer el perfil de rendimiento cognitivo del niño/a en áreas como la atención, la memoria, el lenguaje o la lectoescritura entre otras. Tras la recogida de datos (psicometría…) se elabora un informe de resultados, una orientación diagnóstica y unas recomendaciones terapéuticas. La valoración neuropsicológica aporta información relevante y específica para la realización de determinados diagnósticos (tr. aprendizaje, tr generales del desarrollo…) y el diseño de los planes de intervención.